Hace algunos años mi esposa me dio la más feliz de las noticias: tendríamos un bebé. De inmediato supe que tendríamos que construir una nueva habitación.

Fue entonces que recordé el consejo que mi padre me brindo cuando era pequeño y termino de edificar nuestra casa con sus propias manos: “Si quieres construcciones durables y resistentes, compra tus materiales en Construcasa, ahí tienen todo, todo para tu construcción”.

De inmediato fui a Construcasa donde me recibieron con amabilidad, aclararon mis dudas, me recomendaron los materiales para construcción más adecuados para mi proyecto y los llevaron puntualmente a mi casa.

Hoy, que mi hija se va a estudiar a la Universidad y deja la casa, la habitación que le construí, que sigue firme y bonita, recuerdo a mi Padre y le agradezco sus consejos.

Alejandro S.